Campaña de detección de diabetes

 

 

¿QUÉ ES LA DIABETES?

La DIABETES es una enfermedad CRÓNICA e IRREVERSIBLE, pero que si bien NO es curable, con los últimos avances en Medicina en el tratamiento de la enfermedad, se puede detener su progresión. Es decir un diabético que se controla bien, significa que NUNCA VA A DEJAR DE SERLO, pero que gracias a su esfuerzo principalmente y al del equipo de salud tratante, teniendo buenos controles, le auguraría una buena cantidad y calidad de años de vida.

 

¿QUÉ SIGNIFICA QUE TENGO DIABETES?

Significa que el nivel de glucosa –es un tipo de azúcar- que circula por la sangre está elevado. Cuanto más elevado esté y esto persista en el tiempo, más daño causará en sus arterias, lo cual empeorará la calidad y cantidad de años de vida.

 

¿ES NECESARIA LA GLUCOSA?

Sí, ya que es la principal fuente de energía de las células del organismo. Más importante aún es que hay tejidos que dependen casi exclusivamente de la misma: tejido nervioso, los glóbulos rojos (eritrocitos) y parte de los riñones. Es decir que si no hay o no puede introducirse dentro de las células, llevará indefectiblemente a la muerte de ese tejido.

 

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

Antes se creía que solamente se producía en pacientes con historial familiar de Diabetes (lo que se llama herencia, lo que se lleva en los genes), lo cual lo hacía un factor de riesgo inmodificable. Hoy en día, y luego de varios estudios realizados, se pudo llegar a la conclusión que hay personas que llegan a ser diabéticas aún sin tener antecedentes familiares, y que se debe al estilo de vida occidental reinante: mucho estrés, falta de actividad física estable y constante, al exceso de alcohol, al hábito tabáquico y a las dietas ricas en almidones (cereales, legumbres, vegetales del grupo C -papa, batata, choclo, mandioca-, panificados –pan y galletitas, productos de copetín-) y grasas animales saturadas (de alto riesgo cardiovascular como: carnes con cortes no magros, fiambres y embutidos, leche entera y derivados como por ejemplo la manteca y la margarina). Es decir, gracias al estilo de vida que favorece a trastornos en el peso y que lleva a la OBESIDAD. Es por ello, que en Estados Unidos se está viendo pacientes diabéticos tipo 2 a edades cada vez más tempranas, como 8-10 años.
Ahora, si una persona tiene antecedentes familiares de diabetes y tiene un mal estilo de vida, no hará otra cosa más que acelerar el mecanismo genético que ya tiene de su diabetes.

TIPOS DE DIABETES

Clásicamente se define a los tipos de diabetes en 4 categorías:

Tipo 1: 
usualmente se diagnostica antes de los 20 años de edad, aunque se ve hasta los 40 años. Se produce por un fenómeno de autoinmunidad (el mecanismo inmunológico de defensa contra agentes externos –como bacterias, virus, hongo, parásitos-, no reconoce partes propias del organismo como tales e intentan destruirlas, en este caso el páncreas). Esto lleva a que el cuerpo ya no pueda producir insulina, y haya que inyectarla como medicamento de por vida.

Tipo 2: 
Usualmente comienza luego de los 35-40 años (aunque se está viendo en edades más tempranas). Está relacionada con el sobrepeso. Se debe a un mecanismo que se llama insulinorresistencia (los tejidos rechazan en forma parcial la acción de la insulina: que es la de sacar de la sangre a la glucosa e introducirla dentro de las células como fuente de energía para las mismas). Si el paciente no se trata, o no cumple con las indicaciones del equipo de salud o se lo trata mal, la hiperglucemia persistente (glucosa en sangre muy elevada) además de dañar los vasos sanguíneos, dañará en forma persistente a las células que fabrican la insulina. La insulina se produce en el páncreas, dentro de islas de células beta (islotes), que son las productoras de la insulina. CUANDO A UNO LE HACEN EL DIAGNÓSTICO DE LA DIABETES, YA TIENE UN 40-60% MENOS DE ESTAS CÉLULAS. SI YO NO DETENGO (CON DIETA, EJERCICIO Y MEDICACIÓN) LA PROGRESIÓN DE LA MUERTE CELULAR, ES POSIBLE QUE EL ORGANISMO NECESITE DEL APOYO EXTERNO DE INSULINA (INSULINO-DEPENDENCIA).

Gestacional: es la diabetes que se produce pura y exclusivamente durante el embarazo, en mujeres que no tenían diagnóstico previo de diabetes. Después del embarazo, el 50% de las personas que presentaron este tipo de diabetes, desarrollará la diabetes tipo 2 en algún momento de la vida. También es importante ya que si no se controla bien durante el embarazo puede llevar a que el bebé presente trastornos intrauterinos (bajo o alto peso, mortalidad) o extrauterinos (como por ejemplo el desarrollo de la enfermedad).

Secundaria: se desarrolla la enfermedad como consecuencia de: trastornos genéticos, secundariamente a medicamentos, a enfermedades o trastornos pancreáticos, a enfermedades endocrinológicas, etcétera.

 

FOLLETOS DESCARGABLES